¿Y si Albert Einstein tenía razón y se puede viajar en el tiempo? ¿Y si los que aseguran haber visto ovnis, en realidad lo que han visto son naves pilotadas por humanos pertenecientes a cientos de años anteriores al 2015, que han avanzado en el tiempo para observar nuestra futurista y moderna vida? ¿Y si fuera cierto?


Albert Einstein demostró a principios del siglo XX que el tiempo podía "manipularse" a través de la Teoría de la Relatividad Especial. Su hipótesis fue comprobada a través de experimentos. Demostró que el ser humano fue el que creó la convención del tiempo lineal, pero la realidad… es muy diferente. Según el científico, viajar en el tiempo es tan posible como que ya lo estamos haciendo en este momento, aunque en muy pequeña escala, todo depende a la velocidad a la que nos movamos. Seamos más explícitos, si mientras que usted lee este artículo, otra persona realiza un viaje en avión en el mismo tiempo, el tiempo transcurrido de esa persona y usted no es la misma, para el pasajero del avión habrá transcurrido unas cuantas millonésimas de segundo menos que para usted.

A principios de la década de los 70, unos físicos llamados Joe Hafele y Richard Keating realizaron investigaciones y experimentos para corroborar esta teoría. Introdujeron en unos aviones que volaban por todo el mundo unos relojes anatómicos de alta precisión sincronizados con otros que tenían en un laboratorio; el resultado fue sorprendente, no había lugar a dudas, en los aviones el tiempo transcurría más despacio. Según el descubrimiento de Einstein, si algún día se pudiese construir una nave que alcanzase el 99% de la velocidad de la luz, es decir, de 300.000 kilómetros por segundo, para los ocupantes de dicha nave habrían pasado 8,5 segundos mientras que para los terrícolas habría pasado un minuto. La conclusión es que si estos viajeros vuelan durante un año por el espacio a esta velocidad, para nosotros habrán pasado siete años cuando aterrizen, habrán viajado seis años al futuro… ¿alucinante verdad?

El mismísimo astrofísico británico Stephen Hawking cree que es posible viajar en el tiempo al futuro, apoya la Teoría de la Relatividad de Einstein. Según Hawking si consiguiéramos tripular una nave al 98% de la velocidad de la luz, cada día en esa nave equivaldría a un año en la Tierra. Según él, si la Tierra se volviese inhóspita, los pasajeros de esas naves podrían volver a repoblarla muchos años más tarde. De momento esta velocidad es imposible de alcanzar, aunque en el acelerador de partículas LHC (Gran Colisionador de Hadrones del CERN, Ginebra), han conseguido que unas partículas subatómicas llamadas pimesones, se movieran a la velocidad de la luz consiguiendo que su tiempo de vida se dilatara hasta 30 veces. Hawking explicó que para conseguir lo mismo con una persona necesitaríamos una nave que fuese 2.000 veces más rápida que el Apolo 10.

Según afirmaciones hechas por el físico Paul Davies en el 2004 "la máquina del tiempo es cuestión de dinero y no de física". En el caso de que nuestros antepasados sean los que manejan estos ovnis atisbados en diferente partes de todo el mundo ¿que impresión les estaremos dando cuando ninguno se atreve a bajar?